domingo, 6 de septiembre de 2009

¿NUESTRAS RAICES APROPIADAS?




Como se viene realizando desde hace varios años la Plaza Héroes Egresados del barrio El Atalaya fue centro de un festival artístico que sirvió para celebrar el Día del Folklore. La actividad fue organizada el sábado 22 y domingo 23 de agosto por el núcleo de vecinos que conforman “Nuestras Raíces”.



Uno de sus organizadores, Arquímides Bordón, explica: “En coincidencia con el día internacional del Folklore realizamos esta fiesta que se inicia allá por el año 1994 y creemos que el escenario natural es la plaza del barrio El Atalaya. El propósito es recrear todo lo que tiene que ver con las manifestaciones culturales. Es por eso que allí podemos ver expresiones como talleres literarios, se realizan actividades familiares, recreaciones nativas y de nuestras danzas tradicionales” .



También a modo de balance en este 2009 señaló: “Este año, desde Nuestras Raíces, logramos revivir lo que para nosotros pretende ser. Hubo una convocatoria muy interesante, especialmente el domingo la plaza estuvo colmada”.



Sin embargo los integrantes de Nuestras Raíces manifestaron su malhumor por la confusión que se creó alrededor de esta fiesta: “Se decía que era una fiesta municipal de folklore… Esta fiesta tiene nombre y apellido, se llama Nuestras Raíces y nació hace 15 años por iniciativa de una comisión organizadora que integro. Con el auspicio del Estado municipal puesto que es declarada de Interés Cultural. Pero la gente ha reclamado porque se confunde al público porque se ha venido diciendo que es una Fiesta Municipal. Sabemos que no es una fiesta municipal por esto nació por iniciativa de los vecinos”.



¿Hay algún tipo de picardía en esto? Preguntó Casanova hoy: “Los que integramos esta comisión organizadora no tenemos ningún fin partidario, sólo queremos revalorizar la cultura. Durante el festival la gente estaba confundida y nos preguntaba si era una fiesta municipal o se trataba de un festival organizado por los vecinos porque vieron en el escenario un telón de la Secretaría de Cultura y la publicidad del intendente Fernando Espinoza. Creemos que se está confundiendo un poco a la gente.”



Pero no fue la única dificultad que sortearon. Bordón le contó a este periódico que “el día sábado la Secretaría de Cultura nos garantizó un servicio de audio para los grupos artísticos que debían comenzar cerca de las 14 horas. El sistema de sonido nunca llegó y desde la Secretaría de Cultura de La Matanza me manifiestan que no podían brindarme lo que me habían prometido. Es una desprolijidad que no podemos tolerar puesto que los artistas que estaban programados para la primera hora no pudieron actuar puesto que el festival comenzó a las 17 horas.”


Lo más preocupante fue que los organizadores de la Fiesta Anual Nuestras Raíces aún no tuvieron desde la Secretaría de Cultura que dirige Hilda Agostino un pedido de disculpas por el paupérrimo papel jugado por esta dependencia municipal. Es más Bordón está convencido que más allá del papelón que hizo la Secretaría de Cultura con el sonido, “hubo un sentido de apropiación del Festival” por parte de las autoridades municipales.



En materia artística el balance fue altamente positivo. “Los artesanos que pudieron mostrar su artesanías, los músicos que difunden su música y los bailarines que expresan su danza en el escenario de Nuestras Raíces, es el verdadero objetivo de esta fiesta cultural de Casanova”, concluyó el organizador.



A lo largo de los dos días que duró este festival se presentaron Daniel Argañaraz, Emilio Álvarez, Santiago Delgado, los ballets El Quihuel y Virgen del Valle, Leo Paz, Gustavo Molina, Pelusa Gómez, Joel, Jorge Raúl, los bailarines de tango Jael y Osvaldo y el acordeonista Gabriel Pérez de tan solo 15 años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada